LogoTVNOTAS
¡No tienen un peso! Los nietos de Joan Sebastian viven en albergues
Espectáculos México
10 de Diciembre del 2019 por Redacción / Foto: TV NOTAS

¡No tienen un peso! Los nietos de Joan Sebastian viven en albergues

La cuñada de José Manuel Figueroa nos contó que el cantante abandonó a  sus sobrinos tras la muerte de su hermano Juan. 

Han pasado más de cuatro años desde la muerte de Joan Sebastian, y al parecer el cantautor aún no puede descansar en paz. Y es que tras su partida, víctima del cáncer de huesos que padeció durante 16 años, han salido a la luz problemas relacionados con su herencia.
Primero fue un edicto que un periódico de Morelos publicó para convocar a los hijos reconocidos o no del cantante, y que éstos pudieran reclamar sus bienes, ya que el compositor de Juliantla no dejó testamento. Luego siguieron algunas peleas por sus canciones; pero nada como lo que nos acabamos de enterar. Y es que resulta que dos de los nietos del compositor, hijos de Juan Sebastián Figueroa (q.e.p.d.), están siendo ignorados por su propia familia, gracias a José Manuel Figueroa, de 45 años, quien al parecer quiere dejarlos fuera de la herencia. Nos dice su mamá:
TV NOTAS
 
-Rehana, gracias por la confianza para compartirnos lo que estás viviendo...
“Han pasado más de cuatro años y no podemos resolver nada. Yo fui pareja de Juan Sebastián Figueroa, hijo de Joan Sebastian (q.e.p.d.), y tuvimos dos hijos, a los cuales les toca algo de la herencia de su abuelo, pero los encargados de la repartición no los quiere ayudar”.
 
-¿Cómo era tu estilo de vida cuando vivías con Juan?
“Él fue promotor artístico, tenía su propia compañía, Suave Entertainment, y manejaba a varios cantantes en EU, incluso a su padre. A veces había dinero y otras no, pero nada nos faltaba”.
 
-¿Tus hijos conocieron a su abuelo?
“Por supuesto, y no sólo eso, la relación que tenían con él era buena. Tras la muerte de Juan, don Joan siempre ayudó a mis niños, les mandaba dinero y con eso pagábamos la renta, pero el señor enfermó y ya no pudo mandarles”.
 
-¿Tú buscaste a Joan tras la muerte de Juan?
“No, nos volvimos a ver en el funeral de Juan y de ahí mantuvimos contacto; tristemente, cuando el señor muere en 2015, doña Teresa, mi suegra, me dijo: ‘Tienes una audiencia en México, es respecto a la herencia, y si no vas, los niños quedarán fuera de esto’”.
 
-¿Qué pasó en la audiencia?
“Lo que ellos querían es que yo les firmara un poder para que José Manuel pudiera representar legalmente a mis hijos sin tener que tomarme en cuenta, es ahí cuando yo decidí buscar ayuda legal y poder asesorarme”.
 
-Con ese poder, ¿qué buscaba José Manuel Figueroa?
“Poder actuar en la repartición de la herencia sin tomarme en cuenta como madre de los menores, o sea, hacer lo que él quisiera, poder decidir cualquier cosa y que yo no pudiese defender a mis hijos”.
 
-¿Qué ha pasado en estos cuatro años y medio?, ¿qué les han resuelto?
“Nada en absoluto, al contrario, quieren dejar a mis hijos sin nada”.
 
-¿A qué te refieres?
“Hace como dos meses me llamó por teléfono un tío de José Manuel Figueroa, que vive en Chicago, hermano de doña Teresa, para convencerme de que ya manejara todo directo con ellos, que me ayudarían y que ya dejara a mis abogados, que los despidiera y que ellos me iban a conseguir algo de dinero, pero obvio, no acepté”.
 
-¿Cómo es que mantienes a tus hijos ahora?
“Estoy haciendo banquetes para reuniones y fiestas; apenas comienzan a contratarme algunos de mis amigos; yo sola me hago cargo de mis tres hijos y, tras la muerte de don Joan, sufrimos un cambio de vida dramático; tuvimos que mudarnos de casa, e incluso en algún momento llegamos a vivir en albergues públicos para personas sin hogar; fue algo muy fuerte el llegar ahí con mis tres hijos, pero no teníamos a dónde ir”.
 
-¿Y ahora cómo vives?
“Actualmente vivimos en un cuartito de una sola recámara, es lo único que puedo pagar. Por eso cuando vemos a José Manuel Figueroa presumiendo otros lujos, creo que no se vale; con tres caballos que venda podría ayudar a sus sobrinos a tener una mejor calidad de vida”.
 
-¿Qué le dirías a José Manuel Figueroa por medio de nuestra revista?
“Lamentablemente ni a él ni a su familia les ha interesado ayudar a mis niños, que son su sangre. Le pido que piense en sus sobrinos y se toque el corazón; yo no busco una pelea ni quitarle lo que cree que es de él, lo único que estoy buscando es que sea justo y que le reparta a todos los herederos lo que legalmente les corresponde”.
 
TV NOTAS
 
-¿Crees que José Manuel está actuando mal?
“Totalmente, porque él junto con sus abogados y el albacea de la herencia Baltazar Fitz (compadre de Joan), se están acabando todo, ni siquiera han presentado una lista de lo que su padre dejó, pero él ya vendió muchas cosas. Ahora quiere vender las casas, para según
pagar deudas de la herencia”.
 
-¿A qué te refieres?
“Hace poco me enteré por mis abogados que ahora le está pidiendo permiso a la juez que lleva el caso, para poder vender varias de las propiedades de su padre que, dicen, tienen un valor de 100 millones de pesos, según esto para poder pagarle a los abogados, deudas
que tenía el señor Joan y demandas, pero son cosas que él mismo ha promovido; todo es pura fachada”.
 
-¿Juan te platicó cómo era su relación con José Manuel?
“Yo sé que nunca se llevaron bien. Lo que te puedo decir es que José Manuel ha sido el peor de la familia, y la señora Teresa tampoco es buena persona. Cuando recién murió Juan, José Manuel actuaba como que sí se iba a hacer cargo de mis niños, pero nunca creí en sus palabras”.
 
-¿Has tenido contacto con alguien más de la familia, que no sea José Manuel o su mamá?
“Los hermanos de don Joan, la señora Judith, Juan Marcos y Federico Figueroa, se han comunicado conmigo para ver si estamos bien; Julián (hijo de Maribel Guardia) y Marcelia, están al pendiente de nosotros, y si bien no nos dan nada económico, al menos nos llaman”, finalizó.
 
TV NOTAS
 
Entérate de todos los detalles en nuestra edición impresa 1195 y al descargar la edición digital enriquecida en nuestra app TVNotas. 
DA CLIC DE ACUERDO CON EL SISTEMA OPERATIVO DE TU DISPOSITIVO MÓVIL: