LogoTVNOTAS
Se lo propuso como en un cuento de hadas.
Espectáculos México
21 de Agosto del 2019 por Gil Huerta / @TVNotasmx / Foto: Cortesía TV Azteca

La Bebeshita le dio el sí a su novio, Brandon, de Los Wapayasos

Se lo propuso como en un cuento de hadas.
 
Daniela Alexis, mejor conocida como “La Bebeshita” se ha convertido en una de las favoritas del programa “Enamorándonos”, ahora en su papel de crítica del amor tras haber encontrado el amor con Brandon, un integrante de los “wapayasos”. Pero ahora, le dieron una gran sorpresa pues su novio, de casi 20 años la llevó a un castillo en el Estado de México para que ella vestida como toda una princesa y el como todo un principe, le pidiera formalmente ser su novia. En un hacienda, donde hasta cerditos, el animal preferido de la “bebeshita” estuvieron presentes. 
 
Se lo propuso como en un cuento de hadas.
 
-Bebeshita, te vemos feliz de la vida porque ya se hizo oficial tu noviazgo con Brandon...
“La verdad si, estoy super contenta porque no me lo esperaba en lo absoluto. Brandon y yo teníamos una relación de más de un año de novios, pero pues a mí se me hizo divertido todo esto, porque además, ya se lo había pedido varias veces, de “oye porque no me pides ser tu novia bonito, como antes”, porque nosotros fue de un día de ya somos novios y ya”.
 
-Además para ti era importante la pedida y la formalidad...
“Sí, me gusta mucho todo lo que se hacía antes, de pedir ser su novia, pedir permiso para empezar a salir y todo eso, entonces el dice que si me pidió que fuéramos novios pero la verdad es que no (ríe), entonces el que haya hecho esto en verdad que es algo maravilloso”. 
 
-¿Cómo te dijo para que aceptaras ir a la Hacienda y vestirte de princesa?
“El empezó a planear las cosas con la producción, entonces a mi solo me dijeron que haríamos unas tomas y grabaciones con disfraces, y se me hizo lo más normal. Ya cuando llegamos a la hacienda y la vi me encantó. En eso, me dice Brandon “ahorita vengo, voy a dar una vuelta” y se me hizo raro y a mi me llevaron a probarme los vestidos, y ya cuando estaba vestida me subieron a lo más alto y ahí empezó todo, y verlo como llegaba todo vestido de principe y hacer mil cosas, en verdad que fue mágico”. 
 
Se lo propuso como en un cuento de hadas.
 
-Entonces si te sorprendieron...
“La verdad si, desde que me dijeron lo del vestuario se me empezó a hacer raro, pero ya cuando lo veo que llega vestido muy guapo y las rosas, y el pergamino donde decía quieres ser mi novia, fue algo que jamás lo pensé, ¡viví mi propio cuento de hadas!”.
 
-Vemos que hasta te fuiste a tomar foto con los puerquitos, tu animal favorito...
“Sí, fui la más feliz (ríe), había muchos cerditos creciditos que me recordó a mi “albondiguita”, porque nosotros tenemos uno, espero y no crezcan como ellos porque no se donde lo voy a meter. Ahorita esta chiquiada, tiene 4 meses y aún se orina donde se le incha la gana. Es que no si se comparta como los perros, porque como nunca he tenido uno pues no se, pero creo que es como un perrito no mas que en cerdito”. 
 
-Pero están feliz con su “puerquihija”...
“La verdad sí, es una gran responsabilidad también pero le estamos echando ganas”. 
 
-¿Te gustaría casarte? 
“Creo que es muy pronto para pensar en eso, obvio si me gustaría casarme y tener una gran fiesta, pero vamos poco a poco, apenas estamos iniciando en esto y vamos paso a paso”.
 
Se lo propuso como en un cuento de hadas.
 
-¿Por qué decidir hacer esto para pedirle a Daniela que fuera tu novia?
“Llevaba ya varias semanas diciéndome que no le había pedido que fuera mi novia, y auqnue si lo hice pues se le olvido, entonces junto a la producción ideamos todo esto, porque ella es fan de los cuentos de hadas y ella ya tuvo el suyo”. 
 
-¿Cuesta trabajo consentir a Daniela?
“La verdad no tanto, pese a que a veces me hace berrinches, la verdad es que es una chava super relajada que le gusta lo más básico, eso sí, lo que nos está costando trabajo es educar a albondiguita, porque uno no sabe bien al principio, pero con el tiempo, nos hemos ido adaptando padre”. 
 
Se lo propuso como en un cuento de hadas.