LogoTVNOTAS
Javier Díaz, ex de Inés Gómez-Mont, pide desesperado ver a sus hijos
Espectáculos México
27 de Mayo del 2019 por Juan Pablo Bojórquez / Foto: Francisco Mancera

Javier Díaz, ex de Inés Gómez-Mont, pide desesperado ver a sus hijos

Tras cuatro años de no ver a sus hijos, Javier nos cuenta: "No hay ningún abogado que me quiera ayudar porque les tienen miedo a los Gómez-Mont o porque son sus amigos".
 
Hace unos días encontramos a Javier Díaz, de 36 años, en un evento de la fundación 1000 Pelotas para Ti, que se encarga de dar apoyo legal a padres que, al igual que él, pasan por algún proceso jurídico con el fin de poder ver y convivir con los hijos que haya de por medio; pues recordemos que el empresario e Inés Gómez-Mont, de 35, se separaron desde 2013. Platicamos con Javier, y desesperado nos confesó que tiene la esperanza de volver a ver a sus hijos y convivir con ellos, pues los extraña mucho:
 
Tras cuatro años de no ver a sus hijos, Javier nos cuenta: "No hay ningún abogado que me quiera ayudar porque les tienen miedo a los Gómez-Mont o porque son sus amigos".
 
 
-Javier, vámonos de origen: te separasde Inés Gómez-Mont en 2013, ¿por qué motivo no puedes ver a tus hijos?
“Pues, aún no sé cuál es la razón. Para irnos un poco en el pasado, Inés y yo nos conocimos cuando teníamos 14 o 15 años, estuve con ella hasta los 30, y losprimeros nueve años que fuimos novios todo estaba normal”.
 
-¿Al principio era una relación estable?
“Claro, nos casamos cuando yo tenía 25, al añosiguiente tuvimos a nuestra primera hija, Inesita, pero dos años después nacieron los triates y empezaron los conflictos”.
 
-¿Por qué?
“Ella ya quería trabajar y que yo estuviera en la casa cuidando a nuestros hijos todo el tiempo, y le dije: ‘No, relájate, tú cuídalos mientras yo trabajo, recupérate de la operación’; y se contrataron a tres enfermeras para que nos ayudaran con el cuidado de los niños. En ese momento estábamos juntos y muy bien,sobrellevándola, pero para ser honestos, ahora sé que tuvimos una relación enfermiza porque estábamos muy chavos”.
 
-Una de tantas cosas que Inés dijo, es que supuestamente tú la rechazaste porque te daba asco su cesárea...
“¡La famosa cesárea! Yo nunca dije que eso me daba asco; no sé cuál sea su intención o por qué dijo eso,la que pidió el divorcio fue ella”.
 
-¿Cómo te pidió el divorcio?
“En una ocasión estábamos juntos en casa de mi padre en Acapulco, aparentemente todo bien, y me llegó un mail de su papá con el convenio de divorcio. Yo no soy abogado y no sabía que eso que me había mandado era un convenio como si lo hubiera solicitado. Venía primero mi nombre, y después me explicaron que esa demanda debió haber citado primero a Inés solicitando el divorcio contra mí, pero no fue así”.
 
-¿Y cómo tomaste eso?
“Pues muy mal. Le dije a Inés: ‘No me quiero divorciar’, ¡acabábamos de tener a los triates! Quizás pensé que traía algún tema hormonal y le quise dar su espacio. Estuve 15 días en la casa hasta que me fui, porque la convivencia no estaba padre, no era sano, y le comenté: ‘Inés, me voy unos días para que te relajes y pienses bien las cosas’”.
 
-¿Qué pasó después?
“Diario me llamaba su papá amenazándome de que firmara el divorcio, que les urgía, y ante la negativa, Inés me llamaba a diario, cada dos horas pidiéndome que lo firmara, pero me negaba; todo esto pasó en enero de 2013. Pero después de firmar el divorcio, lo más duro para mí fue enterarme de que a los 20 o 25 días, ella ya empezaba a hacer viajecitos con su ahora esposo, y al mes ya vivían juntos”.
 
-Javier, Inés ha comentado a los medios que tú abandonaste el hogar; que le dijiste: “Ya no te amo, ya no te deseo”...
“No, para nada. Yo no sé si sea una estrategia de Inés o qué, pero siempre es la que queda bien. Ella dice ser la mamá soltera y luchona, pero eso no es cierto, nos divorciamos y al mes ya estaba viviendo con su ahora esposo, pero eso no lo comenta”.
 
-Inés mucho tiempo dijo que tenía que salir a trabajar para mantener a sus hijos, ¿te desentendiste en algún momento de tu responsabilidad?
“Para nada. Mira, te voy a explicar algo: Inés para ese entonces ya era famosa y le estaba yendo bien; yo estaba empezando en los negocios y acepto que me ayudaba a pagar gastos, pero tanto como decir que ella mantenía el hogar y pagaba todo, no; de hecho, la casa donde vivíamos se la compramos a su mamá entre los dos, y yo le cedí a Inés mi parte para mis hijos, pero nunca firmamos nada porque confiaba en ella; pero ahora que estamos divorciados no he dejado de dar la pensión de mis hijos, hasta el día de hoy lo sigo haciendo, y quiero dejar en claro que jamás los abandoné”.
 
-¿Y te pesa hacerlo?
“Para nada, es dinero para mis hijos, pero todo esto de impedirme verlos se puede evitar; y lo que sí me pesa es tenerle que pagar a muchos abogados para poder ver a mis hijos, ese dinero me encantaría disfrutarlo con ellos, llevármelos de vacaciones”.
 
-Javier, ¿cuántos días tienes sin ver a tus cuatro hijos?
“Uy, son casi cuatro años. Cuando me casé con Carla, en enero de 2015, empezaron los problemas para ver a mis hijos, porque Inés me decía: ‘No los vas a ver, porque no quiero que mis hijos estén con esa niña’, y le respondía: ‘Oye, pero por qué te metes en mi vida privada, tú estás casada y yo le agradezco a tu esposo el trato que le da a mis hijos, pues me han dicho que los trata muy bien’”.
 
Javier Díaz, ex de Inés Gómez-Mont, pide desesperado ver a sus hijos
 
-¿Cómo era ese convenio de convivencia?
“Pues firmamos un convenio en el que yo los veía cada 15 días, pero Inés siempre me salía con algo: ‘No te quieren ver’. Pasaban otros 15 días y me decía: ‘No estamos en México, andamos en Miami; si quieres, ven por ellos’, y le contestaba: ‘Ok, voy por ellos, dónde están’, pero seguía con que ellos no querían verme, y así me traía siempre hasta que se fueron agravando las cosas”.
 
Javier Díaz, ex de Inés Gómez-Mont, pide desesperado ver a sus hijos
 
-Me imagino que han sido años difíciles...
“Claro, muy difíciles, no hay un solo día desde que los dejé de ver, que no piense en ellos, en cómo estarán, en qué estarán haciendo; claro que han sido días muy tristes y difíciles para mí. Me pongo a pensar en todo lo que nos hemos perdido, y la única forma que ahora tengo de saber que están bien es cuando su mamá (Inés Gómez-Mont) los exhibe en las revistas, por las redes sociales o por amistades que tenemos en común que los ven y me platican cómo están y me enseñan fotos, pero no es la mejor forma de saber de mis hijos”.
 
-Cuando los ves en fotos, ¿qué piensas?
“Pues en lo grandes que están y lo mucho que los extraño. De hecho, yo nunca había estado de acuerdo con que mis hijos aparecieran en las revistas y expuestos en los medios, como Inés lo ha hecho; nunca hubiera querido exponer mi vida privada y la de mis hijos, pero si Inés es la que insiste en dejarme a mí en mal con puras mentiras, pues tengo que defenderme”.
 
Javier Díaz, ex de Inés Gómez-Mont, pide desesperado ver a sus hijos
 
-Los extrañas mucho...
(Guarda silencio y toma aire) “Muchísimo”.
 
-¿Tienes fe en que en algún momento los volverás a ver?
“Claro que tengo fe y esperanza; espero que llegue ese momento en el que pueda verlos, abrazarlos, jugar con ellos. A Inesita la dejé de ver cuando tenía 6 años y a los triates 3 o 4”.
 
-¿Qué te gustaría decirles por medio de nuestra revista?
“Pues que los amo desde el día uno que los vi llegar al mundo, que son mi vida, que voy a luchar por verlos y que los extraño mucho”.
 
-¿Y qué es lo que te gustaría hacer con ellos, una vez que ya los puedas ver y convivan?
“Me encantaría llevármelos a la playa de vacaciones, me fascinaría volver a dormir con los cuatro, como lo hacíamos cuando estábamos juntos; y cuando ese día llegue, la vamos a pasar increíble”.
 
-Javier, ¿con toda esta situación que estás viviendo, has ido a terapia?
“He ido con terapeutas, eso me ha ayudado a sanar y sacar las cosas; además me he apoyado mucho de mi familia, mis papás, mis hermanos y mi esposa”.
 
-¿Por qué decidiste buscar apoyo del grupo 1000 Pelotas para Ti?
“Pues estoy buscando de todas las formas posibles poder alzar la voz y ver a mis hijos, ya estoy harto de llevar tantos años buscando la forma de verlos y di con este movimiento en Facebook; honestamente no sabía que había tantos papás que como yo no pueden ver a sus hijos, todos con la misma impotencia y rabia de no poder estar con ellos”.
 
Javier Díaz, ex de Inés Gómez-Mont, pide desesperado ver a sus hijos
 
-¿Qué te decían tus hijos en ese tiempo que podías convivir con ellos?
“Inesita y yo nos amábamos mucho, teníamos una complicidad mutua; ella me decía que se quería quedar a vivir conmigo, y le explicaba que mamá no se podía quedar sola y que sus hermanos tenían que crecer con su mami. Los cuatro son mi vida”.
 
-¿Aparte de lo legal, qué más has hecho por tratar de ver a tus hijos?
“Muchas cosas. En la privada donde viven Inés y mis hijos, ni siquiera me dejan entrar; he ido con notario, con abogados, con actuarios que me mandaba el juez, y nada, sin suerte; hay testigos, pruebas y no ha pasado nada”.
 
-¿Crees que en este caso en particular hay negligencias?, ¿que se están violando tus derechos?
“Pues no me consta que haya tráfico de influencias, pero creo que sí, ya que en su familia hay políticos y abogados reconocidos; no sé qué haya por ahí, no se está actuando conforme a la ley, no hay cosas derechas, simplemente no he podido ver a mis hijos. Hay abogados que he contactado, pero no han querido ver mi caso porque son amigos de su familia”.
 
-A los jueces que han llevado tu caso, ¿qué mensaje te gustaría darles?
“Que sean más justos, que vean realmente por los niños, no por nosotros; que se haga un estudio a fondo. Yo estaría dispuesto a hacer lo que me pidan: estudios psicológicos, toxicológicos, antidoping, rayos X (ríe), lo que quieran; lo único que quiero es ver a mis hijos”.
 
-Mencionabas que te has enterado de que el esposo de Inés, el abogado Víctor Manuel Álvarez, trata bien a tus hijos, ¿a él te gustaría mandarle un mensaje?
“Yo creo que el señor no tiene ni idea de la realidad. Al principio cuando iba por mis hijos, cuando Inés aún me dejaba verlos, me llevaba perfecto con el señor, era un tipazo, pero de repente cambiaron las cosas; estoy seguro de que Inés empezó a llenarle la cabeza de ideas. Le agradezco el trato que le da a mis hijos, pero le dejé claro que nunca se los regalé, ni lo haré”.
 
-¿Y qué opinas de la declaración que hizo Galilea Montijo en el programa Hoy, quien es una de las mejores amigas de Inés, respecto a que tus hijos deberían decirle “papá” a Víctor Manuel?
“Sí supe lo que comentó esa señora en televisión y se me hizo muy desafortunado su comentario, pero sólo le quiero decir que: papá es uno, esté o no esté, y si yo no veo a mis hijos, no es porque no quiera. Por eso siempre luché con Inés para que todo esto fuera en privado, por el bien de nuestros hijos, pero ella no lo quiso así. También sé que hay otras amigas de Inés que le aconsejan todo lo contrario, le dicen que ya me deje ver a mis hijos y se molesta, se enoja mucho que le toquen este tema, pero bueno, sólo ella sabe”.
 
Javier Díaz, ex de Inés Gómez-Mont, pide desesperado ver a sus hijos
 
-¿Y a Inés, qué mensaje te gustaría darle?
“‘Inés, hay que vivir la vida, ser felices, no hay por qué hablar mal de la gente, menos del papá de tus cuatro hijos. Tratemos de estar contentos, en paz, y hacer las cosas  bien; no entiendo por qué tanto odio, por qué complicar tanto la situación. Espero que reacciones y me dejes estar con mis hijos, y a los niños con su papá, es lo más sano’”, finalizó.
 
Entérate de todos los detalles en nuestra edición impresa 1167 y al descargar la edición digital enriquecida en nuestra app TVNotas. 
DA CLIC DE ACUERDO CON EL SISTEMA OPERATIVO DE TU DISPOSITIVO MÓVIL: