LogoTVNOTAS
Carlo no sabe si es buena idea denunciar ante las autoridades.
Espectáculos México
05 de Noviembre del 2018 por Carlos Enrique Chávez / Foto: Clasos

¡De terror! Carlo Guerra narra lo que vivió al ser asaltado ¡por policías!

Lo robaron en la colonia Roma, en la Ciudad de México.

 
La madrugada del jueves 1 de noviembre, Carlo Guerra vivió en carne propia una verdadera noche de terror, al ser asaltado junto con dos amigos a manos de ¡3 policías!, (uno de ellos menor de edad y una mujer), en la calle Oaxaca de la Colonia Roma, alcaldía de Cuauhtémoc.
 
El hijo de Rogelio Guerra y Maribel Robles, y nieto del primer actor Germán Robles, habló en exclusiva para TV Notas sobre este indignante asalto.
 
Carlo, ¿que pasó exactamente la madrugada del jueves?
 
Yo estaba en un bar en la calle de Oaxaca número 90, con unos amigos que organizaron un evento; yo venía con un amigo y estábamos esperando a otro amigo que era de los organizadores, que nos pidió que lo lleváramos a su casa porque traía el dinero de esa noche... Mi carro estaba a la vuelta de la esquina, y cuando nos íbamos a subir, nos llegaron 2 patrullas; venia una mujer policía en una patrulla y en la otra un policía gordo con otro chavito que tenía como 14 años, los 3 uniformados”.
 
¿Llegaron inmediatamente a asaltarte junto a tus amigos?
 
Llegaron queriendo intimidar porque era de madrugada, nos preguntaron si traíamos alguna droga, revisaron el auto, las carteras, nos sacaron todo lo que traíamos en los bolsillos; a uno de mis amigos lo metieron a una patrulla y mi otro amigo, el que traía la mochila con el dinero, estaba preocupado de que se la fueran a quitar”. 
 
¿Los policías se dieron cuenta que había dinero en la mochila de tu amigo?
 
El policía gordo le abrió la mochila, vio el dinero y le quiso arrebatar la mochila a la mala; mi amigo se asustó y se echó a correr... El policía gordo con el chavito prendieron la patrulla en donde ya estaba mi otro amigo y se fueron detrás de él, mientras la mujer policía me insistía que me subiera a la otra patrulla... Cuando estaban dando la vuelta a la esquina, escuché un disparo; imagínate el susto de pensar que habían matado a mis amigos”.
 
Carlo no sabe si eran policías reales o 'chocolate'.
 
¿Ella fue la que te asaltó o qué pasó después?
 
Me subí a la patrulla, como a las 2 calles unos taqueros le dijeron a ella para dónde se había ido la otra patrulla, y cuando llegamos nos estacionamos adelante y solo alcancé a ver las piernas de uno de mis amigos, tirado boca abajo... Veo que los 2 policías le arrebatan la mochila y se echan a correr hacia la patrulla donde estaba yo, corriendo como chacas, como las ratas asquerosas que son”.
 
Cuando se subieron a la patrulla, ¿te bajaron de inmediato o ahí te asaltaron?
 
El policía gordo se subió adelante y atrás el otro escuincle con la mochila de mi amigo, y enfrente de mi abrieron la mochila y se repartieron el botín; ahí pensé lo peor, dije: si estos g**yes están aquí repartiéndose todo en mi cara, es porque me van a botar por allá”.
 
¿En dónde y en qué momento te soltaron de la patrulla?
 
Me empezaron a dar vueltas por la colonia Roma, y de repente se paró el coche, se bajó el policía que venía de copiloto, me abrió la puerta y me tiró al piso boca abajo; me encañonó, me sacó la cartera y le dijo al otro policía que le sacara una foto a mi identificación, donde viene mi dirección y mis datos; me sacó el celular y luego estos cabro%$&# se arrancaron a toda velocidad... Todo fue en la misma calle, por la fuente de las Cibeles, sobre la avenida Oaxaca”.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Carlo Guerra (@carloguerra) on

 
¿Nadie te ayudó cuando te bajaron de la patrulla?
 
Un chavo que iba caminando se acercó a auxiliarme y me acompañó a donde vi a mi amigo tirado; la neta pensé que mi amigo estaba muerto... En el lugar no había sangre ni estaban mis amigos, y dije: ok, por lo menos vivos están, y a lo mejor los botaron por ahí; como no regresaron, tomé mi coche y manejé a casa de mi mamá, y poco después me escribió por Facebook mi amigo, que estaba bien, pero que al de la mochila le habían puesto una super put%$&#”. 
 
¿En algún momento los policías te pegaron o te amenazaron de muerte?
 
Jaloneo de ropa y empujones, a mí no me pegaron porque fui muy puntual con ellos; al que le pegaron fue al amigo que se echó a correr por miedo de que le quitaran el dinero de su trabajo, le pusieron una madr#&%$, casi tiene una costilla rota y el pómulo hinchado”.
 
¿Viste algún número de las patrullas, las insignias, las placas o los nombres de los policías que te asaltaron?
 
No eran ni de tránsito, ni de federales, eran de seguridad pública; me acuerdo que la placa empezaba con MX97; las patrullas eran totalmente azules, no eran ni bancarias, ni privadas, eran de seguridad pública... Venían completamente uniformados, con placa y todo, pero nunca se identificaron al llegar; estas personas llegaron directamente agresivas, a asustar y a robar”.
 
Carlo está pidiendo asesoría a abogados.
¿Levantaste alguna denuncia en el Ministerio Público o en la Dirección de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Pública?
 
Todavía no me acerco a las organizaciones gubernamentales para levantar un acta, pero me estoy asesorando con abogados para denunciar; me dijeron que hay varios reportes en esa zona de la Cuauhtémoc donde hay mucho movimiento de noche, en la Condesa, la Roma, reportes de este mismo modus operandi y que pueden ser policías falsos, totalmente uniformados y con patrullas como si fueran reales, pero que no están en ningún registro”.
 
De todos modos es conveniente denunciar, tanto si son delincuentes disfrazados como policías de verdad...
 
Si son policías reales sí funcionaría la denuncia porque se pueden identificar y señalar para que los investiguen, pero si son policías falsos, “de chocolate”, ni se van a enterar ni a presentar porque no hay manera de encontarlos; desgraciadamente muchas veces la policía está coludida con los criminales”.
 
¿Tienes miedo a alguna probable represalia en caso de denunciar?
 
No sé si es inteligente levantar una denuncia cuando estos cabro#$%&/ ya tienen mi dirección, nada más queda por decir: viva México lindo y querido”, concluyó indignado.