LogoTVNOTAS
Beto Caimán mexicano
Gente Ejemplar
03 de Marzo del 2021 por Verónica Vega / @TVNotasmx / Foto: @TVNotas

Te presentamos a Beto Caimán, el mexicano que cría y ¡vive con cocodrilos!

El sinaloense de 53 años dedica su vida a la conservación de estos reptiles y a crear conciencia sobre ellos.

Aunque parece increíble o de película, don Heriberto Salomón Arellanes, de 53 años, cría, protege y es amigo de los cocodrilos. Desde los 3 años, allá en Sinaloa, nació su amor por estos reptiles; mismo que aumentó cuando uno de ellos por poco le arrebata la vida, pues en ese incidente nació ‘Beto Caimán’; su alterego.

-¿Cómo te encariñaste con los cocodrilos?
“Nací en el pueblito El Saucito Nuevo y estaba rodeado de lagunas llenas de cocodrilos; mientras mis papás estaban en el campo, me iba a las lagunas, y para no ensuciar la ropa me quitaba todo y me quedaba como 'Tarzán'. Me gustó la naturaleza y la soledad”.

-¿Cuántos años tenías cuando comenzaste a jugar con los cocodrilos?
“Unos 3 años; desde entonces me hice amigo de los reptiles y víboras de cascabel. Como me gustan estos animales, quise ser biólogo, pero la universidad está en Mazatlán y no tenía recursos para estudiar allá; después de la prepa, me hice especialista en cocodrilos, con base en prueba y error”.

-¿Porque te dicen 'Beto Caimán' y no 'Beto Cocodrilo'?
“En 1996, un cocodrilo me atacó, me abrió dos costillas del lado del corazón, me mordió en la mejilla y en el hombro, y la gente dijo que me había sacado el corazón; ahí comenzó la leyenda de 'Beto Caimán', porque aquí a los cocodrilos se le conoce como caimanes”.

Cocodrilos Sinaloa

Ve: Las nenis, mujeres que se empoderan gracias al comercio en línea

-¿Por qué te atacó el cocodrilo?
“Yo tuve la culpa, me monté sobre él con exceso de confianza, medía tres metros y medio, era un macho muy fuerte de unos 350 kilos; creí dominarlo; pero ha sido la única vez”.

-¿Te dio miedo?
“No, al contrario, me encariñé más y aprendí a respetar más al animal. No me dan miedo, me hace sentir bien cuando estoy rodeado de cocodrilos”.

-¿Qué sientes el tener entre las manos a un ejemplar?
“Para mí es normal traerlos entre las manos, no hacen nada, son cariñosos. Desde que están dentro del huevo me conocen, porque les hablo, los cargo, los cuido”.

-¿Es verdad que tienes a los cocodrilos en tu casa?
“Sí, aquí los crío, porque de febrero y marzo se empiezan aparear. A diferencia de otros estados, en Mazatlán comienza su ciclo reproductivo en esos meses”.
 

Beto Caiman sinaloense
-¿Tú intervienes en alguna parte del proceso ?
“Ubico los nidos y tengo todo un registro, sé exactamente el día que van a nacer. Nacen como a la 1 de la mañana porque empiezan a crujir, los pongo en un contenedor de plástico y las primeras dos semanas no los alimento porque tienen su propio alimento; después les doy trocitos de hígado de pollo”.

-Continúa, por favor...
“Mi casa está acondicionada para criarlos: tienen humedad, un tragaluz y aire cuando hace mucho calor; yo vivo ahí, los monitoreo día y noche. Después de tres meses de nacidos los llevo a la laguna; ahorita tengo 300 que voy a liberar en noviembre”.

-¿De dónde obtienes recursos?
“Los obtengo de dar pláticas en escuelas, y aportaciones de voluntarios. Hay personas que traen alimento y recursos económicos. Con las pláticas ayudo a que los niños desmitifiquen el miedo a los cocodrilos. También hago artesanías de papel, y la gente puede adoptar un nido”.

-En los últimos tres años, ¿cuántos cocodrilos has liberado?
“Alrededor de unos mil. Pero no todos llegan a la edad adulta, muchos mueren por los cambios de temperatura y unos más los mata la gente; por ello la importancia de seguir con esta labor, porque al final de cuentas, los cocodrilos son mi familia”.

-¿Eres el único especialista en cocodrilos en México?
“Hay varios grupos, pero que conozcan a los cocodrilos como yo, no creo”, finalizó.

Beto Caimán

Ve también: Costureras hacen osos con ropa de víctimas de Covid-19